A MUERTE: PROCESO DE GESTACIÓN DE LA OBRA

28 Nov A MUERTE: PROCESO DE GESTACIÓN DE LA OBRA

A MUERTETodas las semanas no se estrenan dos obras escritas por un servidor. Ayer, 27 de Noviembre, se estrenó “A muerte” en la Muestra de Teatro de Torreperogil. En esta ocasión he tenido el gusto también de co-dirigirla. Y ha sido un proceso muy diferente al que comentaba en el artículo anterior.

Para crear “A muerte” decidimos sentarnos y reflexionar qué queríamos hacer. Como compañía decidimos que queríamos hablar de la muerte. Es un tema universal que afecta a todo el mundo y con el que puedes empatizar fácilmente. Todo el mundo se muere, a todo el mundo se le ha muerto alguien, casi todo el mundo tiene o ha tenido miedo a morir en algún momento. Sabíamos que el tema daba juego.

La siguiente decisión fue elegir el género. Sabíamos desde el principio que queríamos hacer comedia y que no iba a ser nada light. Queríamos tocar temas espinosos. O por decirlo de otra forma, no queríamos cortarnos a la hora de hacer comedia con situaciones relacionadas con la muerte.

El proceso fue de la siguiente manera: una vez decidido el tema, voy generando ideas. Jugábamos a improvisar con esas ideas. Tomaba notas. Las escribía y las maduraba en casa. Escribía. Volvíamos a improvisar sobre esas ideas. Reescribía. Volvíamos a improvisar. Cogía una frase de aquí, otra de allí. Volvía a replantear la escena. Y así hasta que daba con algo que me gsutase. Y cuando eso llegaba, lo leíamos todos juntos. Y si nos gustaba a todos, lo dejábamos así. Y si no, se volvía a reescribir o, entre todos, se daban ideas para mejorarla.

Poco a poco fui dando con una estructura. Al comienzo de “A muerte” sólo iban a ser varios sketches independientes. Después me di cuenta de que había un hilo común. Y si hacía pequeñas modificaciones en todos los sketchs, teníamos una historia.

IMAG0271

Javi, «Charry» y Pedro ensayando.

Ha sido un proceso diferente a lo habitual y mucho más colaborativo. Incluso una vez que ya teníamos la obra escrita e impresa, seguíamos haciendo mejoras. Es fantástico ensayar con tiempo y con actores de la talla de Pedro Lendínez, Javi Martínez y Jose Luis Rodríguez “Charry”. No solo porque tratan de captar y entender las ideas locas que te vienen cuando los estás dirigiendo, sino porque aportan toda su energía, creatividad y talento a mejorarlas o a dar otras ideas para hacer que la obra crezca.

El resultado de esto se pudo ver ayer en Torreperogil con un público entregado. Yo, que andaba mezclado entre ellos, pude escuchar comentarios muy positivos. Había gente que hasta se sentía culpable por reírse. Y muchos momentos se perdieron porque las risas interrumpían demasiado a los actores. Entiendo que, para bien o para mal, esto no tiene por qué ser siempre así. Pero lo de ayer perdurará mucho tiempo en mi memoria y en mi corazón. Fue un gran día.

Quería agradecer, a parte de a mis compañeros actores, el trabajo de Juan Francisco Mejías que aunque no nos ha podido acompañar en este viaje por estar trabajando en Madrid, ha aportado su trabajo desde la distancia. A Luis Arjona por solucionar tantas cosas y en tan poco tiempo. Además de acentuar muchos momentos cómicos con su sus contribuciones en la luz y el sonido. Y, por supuesto, a Jesús Gracias de Nada por el tema que se ha marcado para esta obra, donde no solo resume el espíritu de lo que hablamos en ella, sino que le ha dado un valor mucho más grande con el gran “viviendo a muerte”.

1517514_724618734296195_7103234401951033255_n

Fotografía: Antonio Rosillo

A MUERTE Trailer de la obra teatral from Juan Antonio Anguita. Canal 1 on Vimeo.